FotoEsta semana en la sala artística, por fin hemos realizado una actividad que llevábamos mucho tiempo queriendo hacer, el frasco o tarro de la calma y ¿qué es esto? muchos sabréis de lo que hablamos, nosotros estamos empezando a descubrir todas sus posibilidades ahora. El uso de este tarro se considera una técnica inspirada en el método Montessori y dirigida a proporcionar calma y tranquilidad a los niños, que al mismo tiempo estimula y promueve otros aspectos fundamentales como la creatividad y la autonomía de los mismos

El “frasco de la calma” no es más que una botella a la que se agrega agua glicerina o aceite y brillo o purpurina. Simplemente con agitarlo y observarlo genera  beneficios. También es positivo enseñar a nuestros chicos a tomar unas respiraciones profundas mientras se concentran en lo que sucede con el bote.

Según algunos estudios, mientras que el niño observa la caída de la purpurina y los elementos que se introducen, puede organizar y centralizar el sistema nervioso. Cuando el niño está estresado, su ritmo cardíaco se acelera junto a su respiración y ver la lenta caída del brillo, genera un modelo visual positivo e inconscientemente entrega una señal al cerebro que ayuda a disminuir  su agitación. Además, mientras sucede esto, el adulto puede proporcionar un espacio para que los niños traten de explicar las razones de la tristeza, la ira o la frustración.

A continuación compartimos con vosotros los sencillos pasos que hemos seguido para elaborar estos tarros de “mágica calma” ilustrados con las imágenes de nuestros chicos y un vídeo en el que se aprecian todas las partes del proceso. ¡No dejéis de verlo!

1.Primero preparamos nuestros botes con agua templada, que ayuda a la disolución del resto de elementos.

Foto

Foto

2. En segundo lugar incorporamos la glicerina o aceite de bebé, nosotros hemos probado estas dos opciones, aunque es posible usar una tercera, pegamento líquido. Después toca remover con una cuchara para conseguir una buena mezcla.

Foto

Foto

3. A continuación la parte que más nos gusta, llenar el bote de purpurina de colores jajaja. Y de nuevo… remover.

Foto

Foto

4. Aunque es opcional, nosotros hemos incluido otros elementos además de la purpurina, estrellas y animalitos del mismo color que el brillo, esto nos ayudará a que los alumnos observen elementos que se mueven y se depositan con diferentes ritmos en e fondo.

Foto

Foto

5. Y finalmente…solo queda volver a remover todo, cerrar el bote y agitar, para empezar la actividad.

Foto

Foto

 

Foto

Foto

Foto

Foto

¡Esperamos que os haya gustado y os sea útil!

¡Muchas gracias!

3 comments on “Mágica calma. Inf 4 años C”

  1. Que buena idea! Nos resulta muy útil que lo hayáis explicado en el cole, seguro que han entendido como hay que hacerlo y en casa será más fácil usarlo cuando haya momentos de frustración!! Muchas gracias por educar y ayudar!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *